El “efecto Pigmalión” y el miedo al despido: aprendiendo a ser #positivo #motivación

El efecto Pigmalión  (o efecto Rosenthal, por su autor), es una profunda creencia en que algo podrá suceder (que quizás tenga probabilidades de que surja de forma espontánea) y que finalmente termina sucediendo. Es el poder de la profecía autocumplida. 

Cuando se produce una salida, un despido, a veces pilla por sorpresa, en otras, parece como si de un sueño repetido se tratase.

La primera palabra que a veces pronuncian algunos es, “mierda, lo sabía”, o, “la verdad, no me sorprende, me lo esperaba”.

Ante estas situaciones, a los managers, sólo les queda intentar -como escribía en , “El Despido: 3 Haches clave para una buena desvinculación “-, tener el máximo de Honestidad, Humildad y Humanidad para generar el menor daño posible y una pronta recuperación.

Aunque comencé el post con un tono poco optimista, te animo a seguir leyendo, porque espero que estas líneas te llenen de positivismo y te ayuden a #Liderar mejor.

¿Una premonición o una profecía autocumplida?

¿Qué te hizo pensar que se produciría? ¿Cuántas veces has escuchado comentar a alguien: “le despidieron. Si, pero se veía venir” o, “ya decía el mismo que duraría dos días y así fue”.

El Despido y el Efecto Pigmalión

Cuando alguien puede prever una salida inminente, a veces no es casualidad. Juega un importante papel el Efecto Pigmalión. Llevo años formando y dirigiendo equipos y puedo decir que es de los efectos más evidentes cuando suceden.

Si lo llevamos al espacio profesional, cuando un colaborador con un buen desempeño, cree -o le hacen creer -que su desempeño es malo y tiene miedo al despido, puede que su propia convicción (falsa) le lleve modificar su comportamiento de modo que obtenga un mal desempeño, cuestión que puede acabar cumpliendo su profecía, terminando despedido.

Otro ejemplo, -es mi homenaje particular al deporte español, en especial al tenis-. El efecto contrario, en positivo. Cuando Rafael Nadal -pese a tenerlo todo en contra- cree que puede volver a ser el número uno del mundo, todos sus esfuerzos y pensamientos se orientan a lograrlo, finalmente  lo logra. ¿Por qué? ¡Felicidades Rafa!

El #Liderazgo elimina el efecto Pigmalión.

El “miedo nos paraliza”, “nos hace pequeños”, “el miedo nos hace pensar que si creemos que no podemos hacer algo, seguro no podrás”.

Hace algunos años tuve un jefe que, cuando se nos presentaba un reto importante, su actitud, su comunicación no verbal, etc.. lanzaba mensajes recurrentes del tipo: “no creo que lo puedan lograr”, “sólo lo lograréis gracias a mi” , “no estoy seguro de que vaya a salir bien”, “no  podemos arriesgarnos a que salga mal”, “no podréis hacerlo así”.

El 99% de los mensajes de aquel jefe eran de connotación negativa, efectivamente, muchos proyectos no salían bien, era muy complicado que salieran bien con aquellos mensajes tan pesimistas.

El comportamiento de aquel equipo no podía dar otro resultado. Por suerte, pudimos darle la vuelta y a muchas veces el Talento ganaba.

¿Cómo evitar ser víctima de tus propias creencias?

Cuando se encuentre en una encrucijada de este estilo, recomiendo a las personas, a los equipos -de forma conjunta- y a su Líder -cuando la crisis se lleva al equipo- a hacerse tres preguntas:

  1. ¿Cómo era esta situación hace un año?
  2. ¿Cuál fue el hito que cambió mi situación?
  3. ¿Quién o quieres crees que influyeron en el proceso de cambio?

Si tienes un Manager que cree en las Personas y el Talento de su equipo, estás de enhorabuena, aprovéchalo al máximo.Si no tienes esta suerte, estás en el sitio adecuado.

Me gustaría aportar mi granito de arena para que al menos durante la lectura de estas líneas puedas vivir un Liderazgo ilusionante.

Y, te diría, cuando alguien te haga creer que no puedes, por favor, relee estos ocho tips:

  1. Cree que puedes ser creativo y lo serás….
  2. Confían en puedes ser innovador y lo serás…
  3. Siente que puedes alcanzar la posición que soñaste y podrás…
  4. Proyecta que puedes lograr ser el mejor en lo que haces y lo serás…
  5. Piensa en que puedes ser el mejor Líder del equipo que diriges y lo serás…
  6. Repítete que serás capaz de crear la organización que imaginaste y podrás…
  7. Sueña con abrir aquel mercado imposible en el que nadie creyó y podrás…
  8. Trata de construir un sueño con confianza y podrás…

Es evidente que acumular el desarrollo de todas estas skills en un ser humano es complicado, pero, sólo si eres capaz de creer, serás capaz de encontrar tu territorio.

Algunos colegas y yo tenemos una guerra abierta en contra del Liderazgo “destructivo”. Espero que todos aquellos líderes de este estilo puedan leer el post.

La magia que tienen las palabras escritas, es que escritas quedan (para lo bueno y para lo malo), así que, cada vez que creas, o te hagan creer que no puedes hacer algo te espero aquí para recordarlo.

Hay un mantra que me acompaña hace algún tiempo y que repito cada mañana ante mi primera taza de café -a veces también en la segunda- y, que ánimo a repetir a tod@s los que me leéis -mil gracias por ello-…

Antes de irte, te dejo un vídeo que veo hace tiempo con el que espero que sonrías

 

Shares
Un comentario Añade el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *