Gestión por Fortalezas, Liderazgo y Organizaciones

Cuando Llorente & Cuenca contactó conmigo a raíz de la lectura de uno de mis post me propusieron hacer una entrevista para uno de los blog que gestionan, me contaron la iniciativa y de inmediato acepté. ¡Mil gracias desde aquí!. Ha sido un auténtico placer. Además, hoy veo que es una de sus entradas más leídas en 2016.

Vivir en Flow es un espacio dedicado al pensamiento positivo. Como anillo al dedo, parece imposible no habernos encontrado antes. También desde aquí, felicidades por la iniciativa.

 ¿Cuáles son tus Fortalezas?

Como digo en la entrevista, en situaciones complicadas las fortalezas pueden verse muy debilitadas, hasta el punto de sólo dejar espacio a las debilidades.  Como bien dicen en Vivir en Flow todas las fortalezas se agrupan en 24, todos tenemos más de unas u otras.

Los psicólogos Martin Seligman y Christopher Peterson de la Universidad de Pensilvania agruparon las 24 fortalezas en 6 categorías diferentes y desarrollaron el Test VIA de las fortalezas personales -os invito a visitarlo- para poner a disposición de todo el mundo una herramienta que les ayude a identificar sus propias fortalezas.

¿Y en Recursos Humanos?

Desde un punto de vista de Personas, normalmente los planes de desarrollo individual se basan en cubrir sólo debilidades, en lugar de impulsar la gestión de personas por fortalezas.

Cuando en las evaluaciones de desempeño detectamos alguien que, por ejemplo, no destaca en su capacidad comercial o ventas, normalmente, le recomendaremos una serie de acciones -algunas para volverse loco- orientadas a desarrollarlas.

A ese empleado le pediremos que haga todas aquellas formaciones que existan en nuestro catálogo anual, seis meses con un coach, veinte evaluaciones competenciales y le asignaremos seis jefes nuevos, cada cual más comercial, a ver si así nos sale un Steve Jobs de lo comercial!

Mientras tanto, el lio puede ser tan grande que, muchas de sus fortalezas queden muy de lado, pasará seguramente un año hasta que podamos ver si aquello evolucionó o no.

A todo esto, ¿alguien le preguntó a ese empleado qué opina de sus fortalezas? y ¿Qué cree que sabe hacer bien?, posiblemente no, pero sí tendrá un año completo recordando sus áreas de mejora aunque, quizás, tenga muchas más de las primeras.

Si ese empleado está comprometido con su desarrollo, se que esto parece una obviedad, pero no lo es, probablemente las salve, pero si no, sus fortalezas pueden acabar exactamente en la puerta de salida, esperando a que él mismo salga con su caja de cartón llena de enseres personales y una frase de su jefe, del estilo “Gracias por todo “Steve”, vender no es lo tuyo“.

Hombre, qué gran jefe, se dió cuenta. Quizás “Steve” no era el mejor comercial pero pudo ser el mejor técnico de postventa, aunque nadie lo pensó, su jefe “listo” tampoco. “Steve” tendrá que comprobarlo en la próxima oportunidad.

¿Cómo detectar tus Fortalezas?

Para evitar que nos salgan muchos “Steve” en nuestra compañía, lo más importante primero es preguntarse, cuestionarse, exponerse y salir de la gran famosa “zona de confort”, muy famosa en los libros de autoayuda, pero a veces poco abandonada.

Algunas ideas para alcanzar el conocimiento de tus fortalezas personales:

  1. Prepararse para dar y recibir Feedback. En ocasiones, cuando las personas no están preparadas puede ser duro. No solo ha de contener áreas de mejora, también fortalezas. La clave es generar un entorno organizativo donde el Feedback se entienda positivamente, sea aprovechado y, no solo se utilice con tintes negativos.
  2. Evalúa con algún test de Fortalezas, como puede ser el Test VIA de las fortalezas personales.

    Fortalezas Personales

    Y tú, ¿Vives en Flow?

  3. Exponte  saliendo de la zona de confort: esto supone autocuestionarse, sé el primer crítico de tus actos. No existe evolución sin error. En las empresas equivocarse, en ocasiones, se paga demasiado caro, lo cual desincentiva la innovación.
  4. Confía en personas para impulsar tu desarrollo. Recurrir a acciones como el mentoring o coaching puede ayudar mucho. Cuidado con “comprar” humo, aquí hay demasiado, puedo dar ejemplos -en privado, claro-.
  5. Vocación. Buscar aquello que uno sabe y puede hacer bien. Esto produce un refuerzo positivo. Nada más fácil -y difícil a la vez- es encontrar aquello que uno sabe hacer bien.
  6. Como dije en otro post , encontrar lo que uno quiere hacer y hacerlo con pasión es imprescindible para mantener sus fortalezas vivas.
  7. Elimina aquellas cosas o personas que exprimen o aniquilan la inteligencia emocional. Creo que la inteligencia emocional es algo absolutamente conectado a las fortalezas en personas de éxito.
  8. Como dije en la entrevista, el talento individual tiene un ingrediente fundamental, la libertad. Cuando uno se siente libre haciendo lo que hace, es cuando movilizamos nuestras fortalezas. Busca la libertad.
  9. Construye una organización con Inteligencia emocional. En alguna otra entrada hablamos sobre esto. Si llenas la organizaciones de “vampiros emocionales” con seguridad las Fortalezas de las personas con Talento irán en la misma caja que “Steve” se llevó el día de su despido.

Lidera con Fortalezas

Evaluamos cientos de dimensiones, competencias o atributos  cuando alguien entra en una organización, pero quizás nos olvidamos en ocasiones de sus Fortalezas.

¿Qué podemos hacer para construir una organización de fortalezas?

  1. Aunque el proceso de evaluación sea más lento y más complicado, en la incorporación de personas a tu empresa, estudia ya las fortalezas. Puedes utilizar un test del estilo del que propongo en este post.
  2. Asegurate de que cada una de las personas que están en la organización hacen lo que mejor saben hacer.
  3. Cuida tu línea de Mandos, Directivos y Managers, han de estar orientados a las Fortalezas de sus colaboradores, no a la debilidad -del resto-.
  4. Orientate al Desarrollo de Personas. Desarrollar personas es costoso, en todos los sentidos -también económico-, pero, casi con total seguridad, la experiencia nos dice que la organización recibirá el doble de lo que da.
  5. Cuida el Liderazgo. Tal y como escribí en ¿Contrarías a tu Jefe?, liderar es servir,y, servir es una de las Fortalezas más valiosas de cualquier Manager, en argot de Recursos Humanos es “Orientarse a Personas”. Evalúa cómo es el liderazgo de tu  organización.
  6. Construye una organización con Inteligencia Emocional. Desde mi punto de vista, sólo hay algo más fuerte que la acción, la emoción. Las emociones movilizan personas, jefes, colaboradores, empresas, ciudades, o generaciones enteras.

Y, por último, sólo me queda dejaros un enlace a la entrevista. ¡Espero que os guste!

Y tú, ¿vives en Flow?

 

100% Libre de SPAM. Solo te llegarán mis post.