David Guzmán

Powering Talent Strategies in Organizations 2.0- Bloger about People & Human Resources

El Despido: “Las 3H claves para una buena desvinculación”

Natalie Keener, una joven y enérgica ejecutiva que se incorpora en una compañía dedicada a despedir, en la que ya trabaja Ryan Binghman (George Cloney) su mejor ejecutivo, su título es “Up in the Air“, una película que habla de la importancia de la humanidad en el despido.

Cuando Natalie se incorpora a la compañía propone despedir vía “Teleconferencia”, la propuesta seduce completamente a Jason Bateman (gerente de la compañía), y la implantan de inmediato ¿el final?, al final del post.

Excepto para los jefes más sanguinarios, quizás es uno de los momentos donde un manager puede sufrir más en la gestión de personas. El despido, si, llamémosle por su nombre desde el inicio, a veces le ponemos eufemismos muy chulos, que parecen traídos de la liga de fútbol profesional como cambio de ciclo, desvinculación, o mejor aún, utilizando términos anglosajones que son mucho más “chics”, como proceso de Outplacement (recolocación…), siempre nos da a los de Recursos Humanos un toque más “executive” , pero, al fin y al cabo, la realidad es que “estás Despedido”.

No quiero quitar fuerza a los procesos de recolocación u outplacement, ni mucho menos -a veces ayudan y bastante-, pero, la realidad, es que esto depende de muchos factores, está muy bien que la organización no te abandone, pero el resto depende de ti.

Jobs DespedidoSteve Jobs fue despedido de su propia compañía por su CEO

El despido es algo que tiene un connotación excesivamente negativa, es normal, nadie quiere ser despedido, es un momento “interpretado” como fracaso personal o como no estar a la altura de la posición para la que fuiste contratado -aunque no siempre es así-, de hecho, es una las situaciones más traumáticas por las que puede pasar una persona en la vida.

Los motivos pueden ser diversos y no han de ser por ineptitud necesariamente, puede ser inadaptación al puesto, a la cultura organizativa, falta de motivación, difíciles momentos personales, crisis existenciales o, simplemente, circunstancias del estado organizativo en el momento de la incorporación, no era el momento en el que debiste llegar a la organización.

Aunque a lo largo de estos años he visto varios ejemplos de personas que experimentaron una auténtica resurrección después de un despido.

Es importante dedicar tiempo, esfuerzos, recursos y a los mejores colaboradores para hacerlo cada vez mejor.

Claves de un despido humano

Pese a que es un proceso delicado, en muchas organizaciones se descuida bastante. Es importante tener en cuenta varios aspectos que te lleven a despedir mejor :

  1. Si existe una causa justificada -esperemos que si- no vaciles, ve directo al grano. Es importante que no haya lugar a duda del motivo ni de para qué estás allí. Es un proceso con datos objetivos.
  2. Asegurate que sea una comunicación con corazón. En muchas organizaciones el despido es un acto puramente administrativo, deshumanizado. Posiblemente el mayor de los errores.
  3. El Jefe directo tiene que participar activamente en el despido y, la responsabilidad del despido es suya. No hay nada peor que “sacar balones fuera”.
  4. No personalizar el despido en terceros inaccesibles.  Normalmente es “esto ya sabes, viene de arriba”. Esto sucede cuando el Jefe quiere evitar el “trago”, pero flaco favor le haremos al despedido. Pensemoslo, él ya está despedido, ha perdido uno de los pilares en su vida, ayudale a pasar un duelo lo menos doloroso posible.
  5. El Departamento de Personas ha de asumir un papel importante, ha de pilotar en todo momento el proceso, asegurando que todos los pasos se dan correctamente.
  6. Personaliza el Despedido. Parece sacado de una peli de “diseñadores de lujo”, pero sin duda, no hay mayor muestra de cuidado de las Personas que dedicarse el tiempo suficiente para que cada despido sea único.
  7. No deshumanices el proceso. Bastante complicado es despedir, sólo puedes ponerte a disposición del empleado, el área de Personas ha de permanecer al lado del colaborador.
  8. No justifiques cuanto te duele despedir. Mañana a las nueve de la mañana tu estarás de nuevo en tu puesto, pero él no. Es exactamente lo que pensará el despedido.

Es muy importante enfrentar responsabilidad del despido con un valor fundamental, la honestidad.

Estás ante seres inteligentes, quizás si los argumentos no son creíbles, con el paso del tiempo el colaborador sentirá un grado de frustración doble. El despido y el engaño.

Errores más habituales en el proceso de salida

  1. Falta de criterios claros y objetivos.
  2. Titubeos en los argumentos.
  3. Personalizar los conflictos. Cuando se personalizan, los conflictos escalan.
  4. Elección de un entorno físico poco adecuado.
  5. No reservar el tiempo suficiente para el despido. El acto de salida debe durar entre 20 y 40 minutos, depende de la complejidad.
  6. No respetar los tiempos de “desahogo” del empleado. Hemos de dar al colaborador licencia para casi todo. Respetar su descarga en la empresa es imprescindible.
  7. Evitar Justificarse. Expresar el “mal sentimiento” por despedir.

¿Qué ocurre con Natalie Keener?

Su propuesta se cae muy rápido, el sistema no funciona, es cierto que era de mayor eficiencia, se eliminaban vuelos de los consultores, se ahorraba costes de hoteles etc…pero la joven olvidó a la Persona, el respeto, la humanidad o la humildad en este proceso  nada agradable es imprescindible.

El despido es un acto en el que no se debe perder el humanismo. Si no quieres acabar como la joven compañera de George Clooney en “Up in The Air” -película que recomiendo siempre-

Dedica todo el esfuerzo, cuidado y cercanía para que este proceso sea lo más humano posible!

Despido

Errores más habituales en el Despido

ROI de la Felicidad

El ROI de la Felicidad: La productividad

Sobre el autor: Follower de la Felicidad. Experto en Talento Digital, Linkedin. Director de equipos de Recursos Humanos. Profesor en UNIR. Especialista en Desarrollo de Mandos Intermedios, Personas y Gestión del Talento en organizaciones 3.0. Autor del blog sobre el mundo Personas en www.david-guzman.com. La innovación, la transformación cultural en las organizaciones a través de sus Personas y de la mano de Recursos Humanos son el medio para lograr el éxito. Felicidad y Productividad, binomio de éxito” – David Guzmán. –

Anterior

El ROI de la Felicidad: la Productividad

Siguiente

Tres consecuencias de Liderar sin Mandos Intermedios

15 Comentarios

  1. Amiga

    Totalmente deacuerdo con lo que expresan; lo que dice Ana Peñafiel es muy valioso: “pensar que se va un colaborador pero puede continuar un buen cliente”
    Hace 3 meses pasamos muy de cerca una experiencia de despido que terminó por afectar la motivación laboral de mas de uno en esa empresa.
    El despido lo hizo un psicólogo quien además era su jefe y puso en práctica todo lo que mencionan que NO debe hacerse; adicional a esto a la persona nunca se le hizo seguimiento de nada de lo que estaba supuestamente motivando el despido, es decir, fue sorpresivo. Le estaban diciendo que se iba por decisiones de arriba (cosa que no era cierta) pero también atribuyeron acusaciones rebuscadas de las que nisiquiera tuvo derecho a defenderse. Causaron enormes y profundas heridas en su autoestima y en su vida, de las que aún no logra recuperarse. Para completar la jefe de gestión humana y la gerencia le recriminaban el hecho de que sintiera tristeza y desilusión, es decir, causaron la herida y luego no querían su herida sangrara.

    Eso sucedió en una empresa de alimentos muy grande, Colombiana, como marca es querida por los colombianos y quizá tambien en el exterior pero a raiz de eso hoy día como clientes no nos importa que nosotros o quienes nos rodean consuman otras marcas a pesar de que pensamos que es una marca excelente, pero como empresa a varias personas nos hizo mucho daño con las actuaciones de “los jefes” dejándonos el sabor mas amargo de su escasa humanidad y menos aún humildad.

    Ha sido lo peor que he visto en gestión de personal.

  2. Uzziel

    Me permites compartir tu Articulo en Facebook? apuntando hacia esta pagina claro

  3. Excelentes argumentos del despido y relacionarlo con la película que trata sobre está temática genial, consideró en lo personal que se debería diferenciar entre las variables de despido y presentar indicadores sobre las causas para desarrollar políticas empresariales. Por otra parte yo puse la renuncia porq a una compañera de RRHH la despidieron añ regresar de un feriado, la mujer tenía 3 hijos menores de 10 años y madre soltera. Me dio indignación y renuncie ya que si lo hacen con alguien en esa condición también lo harán con todos son contemplaciones.

  4. Wilfrido Rafael Vega Rolon

    La jerarquía salarial siempre perjudica a los menos devengados, por lo general las nóminas cuantiosas permanecen estables. Creen que disminuir la nómina operativa o aquella que devenga los mínimos legales evitaran que se hunda el barco organizacional, a consideración.

  5. Marcos

    Aquellos que realizamos despidos habitualmente perdemos de vista la humanidad, porque estar alineado a la empresa, o ejecutando directivas de “arriba” no hace necesario deshumanizarse.
    Hay que saber que esa persona queda sin trabajo, un gran pilar para su persona, mas si es jefe/a de flia., perdera autoestima, se maldecira, se deprimirá, y eso es lo que tenemos que tener en cuenta. Es necesario tener la intención y poner los medios de que recupere su empleabilidad lo antes posible. DEBEMOS AYUDARLOS, hasta lo pueden ver para evitar problemas de reclamos legales, pero es HUMANIDAD, solo eso.

    • Gracias por tu comentario y visita Marcos. Quizás cuando dices “no hace necesario deshumanizarse” quisiste decir “nos”. Aunque, coincido contigo que es fundamentalmente es una de las “H” de mi artículo: Humanidad, el reto quizás es tener herramientas para que, sin dejar de lado la visión de la organización no perder la humanidad, buscar herramientas personales y de compañía que lo posibiliten.
      Gracias de nuevo por dejarnos tu comentario!
      Te esperamos pronto!
      Un saludo
      David

  6. Roberto ibarra

    Muy bueno, y no complicado de aplicar cuando hay ganas de ser mas persona en el momento de despedir a un trabajador

    • Gracias Roberto por tu comentario. Sin duda, la voluntad e intención en es el “driver”.. nada más! Muchas gracias por tu comentario y visita!
      Te espero de nuevo!
      Saludos
      David

  7. Kaloyan

    Gracias por tu publicación David, es una película que yo también recomiendo a mi familia, amigos y compañeros. Estoy totalmente de acuerdo con la opinión que expresas y me gustaría añadir a la crítica que haces del proceso que intenta implementar el personaje de Anna Kendrick la crítica al proceso “tradicional” de consultor que se dedica a despedir a miembros de la plantilla de grandes compañías interpretado por George Clooney. En tu propio texto indicas la importancia de la figura del Jefe directo en todo el proceso, pues bien en la película externalizan ese punto desde el principio, algo que considero un grave error. Si me permites, me viene a la mente la frase en mi opinión épica del personaje Eddard “Ned” Stark (Sean Bean) cuando debe ejecutar a un pueblerino, “Si quieres tomar la vida de un hombre, tienes un deber con él para mirarlo a los ojos y escuchar sus últimas palabras. Y si no puedes hacer eso, entonces tal vez el hombre no merece morir. […] Un señor que se esconde detrás de verdugos pagados pronto se olvida de lo que es la muerte.” o “La sangre de los Primeros Hombres todavía fluye por las venas de los Stark, y se aferran a la creencia de que el hombre que dicta la sentencia debe blandir la espada.”

    ¡Enhorabuena por las reflexiones y saludos!

    • Gracias Kayolan, sin duda alguna. Muchas gracias por tu aportación, muy buena! Gracias de nuevo y me encanta que te haya gustado.
      Te espero pronto!
      Saludos
      David

  8. Ana Peñafiel

    El despido es tan crítico como la inducción, es la última experiencia vivida en la organización, por tanto evidencia la cultura organizacional, finalmente hay que pensar que se va un colaborador pero puede continuar un buen cliente, un vocero que refuerce la imagen de la organización o no.

    Las causas, si fueron advertidas y la empresa brindó seguimiento y apoyo al colaborador, le servirán a éste como recurso para su futuro.
    Si es producto de decisiones que van más allá del esfuerzo y entrega demostrada, la empresa deberá agradecerle y convertirse en su aliado hasta que se reubique.
    Recordemos que la gestión que realizamos a través de las personas, va más allá de tecnicismos, la importancia
    y respeto que damos al ser humano se revela en las interacciones y hará de ésta un momento frío y molesto o una experiencia que trascienda el mismo despido.

    • Gracias por tu comentario Ana, sin duda, la importancia de la Persona es más allá de tecnicísmos. Gracias por tu comentario de valor y tu visita.

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén